PEKE, reformando una corrala de 20m2

• Año: 2018
• Lugar: Calle Amaniel 24, Madrid
• Área: 20 m2 + altillo 9m2.
• Cliente: Arturo
• Proyecto: Arquitectura invisible.
• Construcción: Arquitectura invisible contando con Darolti construcciones y AQ Electric.
• Fotografías: Adriana Martínez.

Qué hacemos con un zulo de 20m2 casi sin ventanas, con un altillo en una corrala y casi todo quemado… se veía muy negro…

La vivienda es muy sencilla. Dos espacios divididos por un muro central de carga con estructura de madera. En una parte el salón y en la otra, la entrada, cocina y aseo debajo de un altillo y el dormitorio arriba.

arquitectura invisible PEKE

En resumen, tenemos un pequeño espacio de 20m2 dividido en dos zonas aisladas, y una de ellas con un techo muy bajo.

Nuestro reto: transformar este espacio oscuro, pequeño y compartimentado en un estudio diáfano, sin desaprovechar ningún espacio, muy luminoso y con el mínimo presupuesto posible. De algo inhóspito…a un lugar agradable.

Al lío!

La primera decisión que tomamos es demoler el tabique que divide las estancias. ¡No lo demolemos por completo! vamos a mantener el muro de carga superior, recuperando el muro de ladrillo y los pilares originales de madera.

El siguiente paso en busca de esa amplitud es demoler parte del forjado que conforma la doble altura. ¡La entrada empieza a respirar!

Nos valemos de unos ángulos como cargaderos en el corte del forjado y reforzamos un poco las vigas de madera con perfiles de acero.

Ampliamos los huecos para que la luz natural inunde todos los espacios, tanto arriba en el altillo como abajo.

Sustituimos las ventanas existentes por unas nuevas, ampliamos el hueco de la ventana del salón y abrimos hueco encima de la puerta de la entrada. De esta manera vamos consiguiendo que la luz natural sea la protagonista de un lugar “casi” destinado a la oscuridad…

Ampliamos la sensación lumínica incluso con la tarima flotante, casi blanca. En la zona de cocina y baño recuperamos el azulejo y solado existente.

En el baño, una puerta corredera…también blanca!

Se pinta la vivienda de blanco levemente roto. Rescatando y entendiendo los azulejos existentes casi burdeos, se pinta la estructura metálica en el mismo color… llevando este color como contraste a toda la vivienda blanca… elevando la importancia del muro de ladrillo visto.

Para subir al altillo colocamos una escalera de metal pintado en rojo, con los peldaños en madera envejecida.

Y cómo no, se recoge para que no ocupe nada de espacio cuando no se necesita!

Esta casa se vive, se disfruta, se mira, se ve, se ilumina, se comparte… se rescata un lugar casi perdido.

Si está interesado en alquilar la vivienda puede contactar con Arturo en el teléfono +34 626 54 36 48.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario