Hotel Petit Palace, 1201 vistas del cielo de Madrid

  • Año: 2017
  • Lugar: Calle Vírgen de los Peligros 2, Madrid
  • Área: 82 m2.
  • Cliente: Petit Palace Hoteles
  • Proyecto: Arquitectura invisible
  • Imagen: Arquitectura invisible

 

 

Propuesta de reforma interior 1201 del hotel petit Palace alcalá de Madrid

El reto de diseñar una habitación suite familiar a dos niveles

En la famosa calle de Alcalá, hay una habitación que, como la princesa del cuento, se haya encerrada en lo alto de una torre.

La torre, que ronda los 100 años, está asentada en uno de los primeros rascacielos de Madrid. Se trata de la habitación más especial del hotel Petit Palace Alcalá. Y es la que nos han encargado diseñar.

El trabajo consiste en sacar el máximo partido de este espacio. Y nosotros, estamos deseando rescatar a la princesa!

Propuesta de reforma interior 1201 del hotel petit Palace alcalá de Madrid

Una habitación inmejorablemente situada, con unas vistas espectaculares y únicas!, pero que han quedado estratégicamente ocultas detrás de unas cortinas gigantes y unas barandillas con vidrios translúcidos que impiden, con mucho mimo, ver la ciudad. Y un exterior…porque tenemos terraza, pero son tan bellas las vistas, que la terraza, ha quedado olvidada.

Una habitación con un espacio a doble altura, valioso por su capacidad de potenciar las vistas y dar ligereza y amplitud al espacio pero totalmente desaprovechado. No parece tan difícil…Aunque el tamaño, la morfología y los requerimiento funcionales (acoger a 6 personas en dos camas dobles) hacen que, sin embargo, no sea ni fácil ni obvia la respuesta.

Propuesta de reforma interior 1201 del hotel petit Palace alcalá de Madrid

¡conceptos por todo lo alto!

La habitación nos pide que le acerquemos el cielo.

Lo principal es el cielo, no queremos que nada se interponga, despejaremos el espacio de todo lo innecesario. Casi parecería que está al alcance de nuestra mano, como si con un simple gesto pudiéramos tocarlo. Tan solo un gesto.

Propuesta de reforma interior 1201 del hotel petit Palace alcalá de Madrid

Además, queremos extraer el alma de la torre, reciclando y reutilizando los elementos que son todavía útiles. Tan importante como elegir correctamente de qué deshacerse, es saber con qué quedarse.

 El espacio a doble altura que estaba completamente sectorizado, lo abrimos para que sea un espacio compartido, donde el carácter social de la habitación se manifieste.

Propuesta de reforma interior 1201 del hotel petit Palace alcalá de Madrid

Una propuesta tan simple como escuchar al alma del lugar  Eliminando las cortinas. Abriendo ventanas. Construyendo miradores. Un mirador dentro de otro se constituye como parte esencial de la propuesta. Un vínculo entre nosotros y el cielo, un recorrido ascendente hacia el piso superior se convierte en el lugar más especial desde el que observar la ciudad.

Una habitación grande, una suite. Queremos que sea un espacio para compartir, tendrá la peculiaridad de buscar una intimidad colectiva. Un espacio fluido y común que, sutilmente, tratará de acoger el sueño de cada huésped, pero también sus momentos más sociales. Los cabeceros de las camas serán los soportes de los sueños de cada huésped, igualmente de sus ilusiones. Cabeceros que se convierten en estanterías. Camas que se transforman en miradores. Un gran abanico de posibles usos, desarrollados con la máxima sencillez de que seamos capaces.

Propuesta de reforma interior 1201 del hotel petit Palace alcalá de Madrid

Y como siempre, la calidad de los materiales, reciclados en lo posible, hace que podamos habitar espacios sanos, pero también cálidos. La madera, los materiales terrosos o la vegetación nos envolverán en un entorno que nos recordará la naturaleza, tan lejos del centro del Madrid…

Propuesta de reforma interior 1201 del hotel petit Palace alcalá de Madrid

¿Y en el exterior? ¿qué hacemos con la terraza? La resucitaremos. En ella podremos disfrutar de la vegetación, como si se tratara de nuestra casa. De la misma manera en que colocamos las macetas en nuestro alféizar, todo el peto que envuelve la terraza recogerá multitud de macetas, que además ofrecerán la posibilidad de ser regadas, si es que los inquilinos lo consideran oportuno.

Por otro lado, tendremos una forma más lúdica de sacar partido a sus vistas, unos prismático y un skyline serigrafiado sobre el vidrio nos acompañarán en esta vistita por los edificios e hitos más representativos de la ciudad de Madrid.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario