Diseño del restaurante andaluz Triana para que sea más Triana

    Año: 2015

    Lugar: Calle Narváez  nº 48, Madrid, España.

    Área: 150m2.

    Cliente: SADA INVERSIONES.

    Proyecto: Nacho Redruello como socio de Pingpongarquitectura.

 

Triana es mucha Triana

Triana es el histórico barrio de Sevilla. Triana es el famoso grupo de rock andaluz de los ’70. Triana es como se conoce al puente de Isabel II sobre el río Guadalquivir que une el Arenal y el barrio de Triana y no podemos olvidarnos de la Esperanza de Triana.

 Imagen del cambio de fachada de proyecto

Un andaluz que se llama Triana y está en Madrid no debe ser cualquier cosa…pero si el local realmente es una taberna castellana, la contradicción es evidente.

El ambiente que se observa es tradicional y anticuado, con unos materiales que evocan otro carácter diferente al andaluz. Lamentablemente la disposición del local genera un “efecto de tubo” estrecho, afectando a lugares como el del fondo o los creados entre barras que quedan sin un foco de atracción. A nivel de calle, la fachada  actualmente se comporta como un telón que no permite al peatón ver qué ocurre ahí dentro.

Simplemente se convierte en una declaración de intenciones superficial que, además de interrumpir el paso de luz natural, se convierte en un obstáculo para la relación entre bar y calle. Si nos apartamos un poco más, desde la acera de enfrente o por la calzada en coche, el bar pierde totalmente su presencia debido a las terrazas instaladas que posee. Este elemento debería convertirse en la pantalla publicitaria de Triana, supone una oportunidad para dejar claro la posición del bar en la calle y contar desde lejos que ocurre allí.

Nos ponemos al cambio de esencia, de volver a tener el alma de Triana dentro de “su” casa. Se trata de aprovechar aquellos elementos existentes en nuestra actuación y que de no hacerlo supondría un sobre coste que creemos innecesario.

Zonificamos el local, jerarquizando los espacios, dotándolos de carácter individual, dentro de un espacio único.

Se trata de proyectar ese ambiente, acogedor y tradicional que nos insinúe y nos inspire ese color especial de Andalucía, esa tradición y ese lugar reconocible. Aquí recuperamos el sabor de la feria de abril, del patio andaluz, del salón de casa, esa alegría de las sevillanas o ese ritual de la semana santa.

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *