33m2 de reforma para alquilar

• Año: 2017
• Lugar: Calle Marqués de Leis 14, Madrid
• Área: 33 m2.
• Cliente: Lorena y Álvaro
• Proyecto: Arquitectura invisible.
• Construcción: Arquitectura invisible
• Fotografías: Adriana Martínez.

 

¿Dónde está el reto? En transformar un pequeño bajo en Tetuán, en una demandada vivienda de alquiler.

Veamos cómo era la vivienda…Nada más entrar, nos encontramos con un vestíbulo de 6m2., ¡casi el 20% de la superficie total! Una vez superado este umbral, continuamos por un estrecho y oscurísimo pasillo que además se lleva casi el 10% de la superficie de la vivienda. Es decir, una vivienda pequeña que emplea el 30% de su superficie útil solamente en comunicar estancias.

Continuamos el recorrido: la cocina, el aseo, más adelante el salón. Y al fondo, la habitación. En síntesis, un pequeño espacio compartimentado en micro estancias.

¿Y si miramos hacia arriba? Nos encontramos con que el techo se encuentra a casi 4m. de altura, uf, ahí respiramos… Ahora bien, esta doble altura se ha visto aniquilada al construirse un espacio a modo de altillo que abarca más de la mitad de la casa y reduce su altura a 2, 5m. Una oportunidad perdida.

¿Y qué tal de luz? Si lo pensamos bien, la dificultad que conlleva llegar hasta una planta baja situada en el perímetro de un patio pequeño en un edificio de 4 plantas…es mucha. La luz no lo tiene nada fácil.

En resumen, una vivienda pequeña y  muy compartimentada, que desaprovecha por completo el poco espacio y luz de que dispone.

Una última reflexión.

 – ¿De qué presupuesto hablamos? –preguntamos.

– El mínimo indispensable para que quede bien – se nos respondió.

Así que …¿nos atrevemos? ¡Por supuesto!

¡Aceptamos el desafío!

¿Y por dónde empezamos? Por crear un espacio diáfano, demoliendo todos los obstáculos. Adiós a los tabiques, adiós al altillo. Pero no nos olvidemos de que queremos un espacio que tenga carácter: rescataremos todos los elementos que tengan personalidad. Extraeremos el alma del lugar.

¿Cómo? Aplicando la estrategia de deshacernos de lo inútil y mantener lo valioso, nos quedamos con:

  • Una pequeña superficie a 2, 5 m. de altura de lo que fue el altillo, que agrupa diversos usos: la entrada, un dormitorio-almacén y un aseo.
  • El entrevigado que sustentaba el altillo, ahora envuelve la cocina y el comedor, recordando la historia de la vivienda y aportándole carácter.
  • El ladrillo de la pared medianera, antes oculta, aporta hoy en día calidez y textura al espacio principal de la vivienda.

 

Estos elementos se relacionan estratégicamente obteniendo un espacio a doble altura que recorre prácticamente toda la vivienda. La altura va creciendo exponencialmente desde la entrada, acotada y recogida, hasta el salón, donde la vivienda alcanza toda su altura y luminosidad.

El vestíbulo nos acoge cálidamente al estar todo él pavimentado con un felpudo de coco ecológico. Cómodamente podremos dejar las llaves, el abrigo o pasar al aseo. Debido a que la luz se activa sola al detectar nuestra presencia, no tendremos que molestarnos en encender la luz. Como el armario se compone de baldas y perchas al aire, no será necesario abrir ninguna puerta para acomodar el abrigo o dejar los zapatos. Además, el aseo lo encontramos aquí ubicado para facilitar la higiene antes de entrar en nuestra casa.

Una vez superada la entrada, justamente antes de pasar a la cocina comedor, tenemos la opción de subir al espacio ubicado en la doble altura. El ascenso se produce aprovechando el lateral del frigorífico y las caras superiores de los armarios de la cocina.

Ya arriba, podemos hacer uso de una habitación estudio, pudiendo dormir, trabajar o contemplar desde las alturas el resto de la casa mientras nos tomas un té calentito.

Una vez situados en la cocina comedor,  vemos que el espacio conserva en su sección el entramado de vigas de lo que fue el antiguo altillo. Una espléndida mesa de camping amplía las posibilidades de uso de la cocina, pudiendo invitar a varios amigos. Sobre todo si además tenemos en cuenta que este comedor se comunica de forma directa con el espacio principal de la vivienda, el salón.

A continuación, nos encontramos con el salón, totalmente despejado y con doble altura,  rematado por una cálida y envolvente pared de ladrillo. Este salón puede convertirse en sala de cine si decidimos proyectar sobre la pared o desplegar de una de las vigas la gran pantalla.

El estudio facilita con su mobiliario la posibilidad de incorporar una cama, añadiendo otra habitación a la vivienda o bien sustituyendo la ubicada en el altillo. En caso de optar por ubicar aquí la habitación, el altillo quedaría para ser usado a modo de almacén. En caso de optar por la primera opción, incorporar otra habitación, las posibilidades de habitar la casa se amplían, pudiendo dormir en ella hasta cuatro personas, según la ocasión.

El pequeño aseo, de 3 m2., se convierte en un acuífero. Aquí, a excepción de la que sirve a la cocina, se aloja toda el agua de la casa. El espacio que queda en el rincón de la L que forma la cocina, difícilmente accesible, se vuelca hacia el baño, alojando el termo que aportará el agua caliente a la ducha de 1.40m., los objetos necesarios para el aseo de cada día y la lavandería.

Y por último, lo invisible. Iluminación eficiente LED y sensores de presencia; materiales con bajo impacto energético totalmente reutilizables, pinturas ecológicas sin COV, alicatado sin compuestos tóxicos o el empleo de madera con barniz ecológico PNZ  en todo el mobiliario. Estos detalles hacen de la casa un entorno respirable y consciente de su medio ambiente, el planeta Tierra. A pesar de estar embutida en un pequeño patio a ras de suelo, no se puede olvidar que se debe a la naturaleza, el hecho de poder ser habitada. La luz, el aire o los materiales son los que posibilitan que un espacio sea vivible, la naturaleza construye el hogar.

Y para terminar, aunque se trata de uno de los primeros pasos, se hace un análisis radioestésico de la vivienda para determinar en ella la calidad general del hábitat. Se identifica la posición de las líneas Hartmann y la red Curry o diagonal para conocer cuáles son las mejores ubicaciones para los usos programáticos de estancias de mayor duración, principalmente las horas de sueño y de trabajo. De esta forma, nos aseguramos de tener una vivienda ¡bella, pero también saludable!

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

One thought on “33m2 de reforma para alquilar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *